2 formas de hacer bechamel

2 formas de hacer bechamel: Cuando quieres hacer un plato que lleva bechamel, tienes 2 opciones… bueno, mejor dicho, 3 opciones en función del tiempo del que dispones para estar en la cocina:

1.- Si tienes muy-muy poco tiempo o no te atreves a hacerla: la compras hecha (en cómodos envases brick)
2.- Si tienes algo más de tiempo: la haces en un plis plas (en el microondas)
3.- Si tienes tiempo y tienes ganas de hacerla: la haces por el sistema tradicional (cazuela en el fuego)

Cada una de las 3 tiene sus ventajas e inconvenientes, que seguro – si cocinas habitualmente – habrás podido comprobar.
A mi particularmente, me gustan las opciones 1 y 2, por razones obvias, ya que son las más rápidas de tener a punto.
Mi cocina es asi, y siempre procuro obtener la mejor relación trabajo/tiempo/ahorro.

Pero, seguramente querrás saber cómo se prepara la salsa bechamel

Y, por eso te voy a explicar 2 formas de hacer bechamel: en un plis plas y la tradicional. ¿Las vemos?

A) Cómo hacer la bechamel en un plis plas:

1. En un recipiente apto para microondas, pon la mantequilla, la harina, una pizca de pimienta negra molida y un pellizco de sal. Nota: Si tienes problema con el gluten, puedes utilizar maicena sin ningún problema. También puedes usar aceite de oliva en lugar de mantequilla. Es mucho más sano y más ligero.

2. Remueve bien, hasta obtener algo similar a una crema e introduce en el microondas durante 1 minuto a máxima potencia (mi microondas es de 800w.)

3. Pasado este tiempo, retira y remueve bien. Vuelve a meterla en el microondas durante otro minuto (tiene que burbujear ligeramente)

4. Saca del microondas y añade la leche, sin dejar de remover y con la ayuda de unas varillas manuales. Vuelve a llevar el recipiente al microondas.

5. Cada poco (cada 15-20 segundos) ve sacando el recipiente y remueve con las varillas cada vez. Cuando esté a tu gusto de espesor, ya estará lista (si la quieres más espesa, el tiempo total serán unos 2 minutos. Si la quieres más ligera, será 1 minuto y medio, aprox.) 

6. Cuando la des por finalizada, agrega entonces una pizca de nuez moscada rallada (si la pones antes, puede tomar demasiado protagonismo).

Nota: Es importante tener en cuenta que la bechamel, cuando se enfría tiende a espesar.

 

B) Cómo hacer la bechamel por el sistema tradicional:

1. Deshaz la mantequilla en el cazo, a fuego muy bajo.

2. Añade la misma cantidad de mantequilla que de harina (de ese modo, la consistencia quedará perfecta) 

3.
Deja cocer la harina en la mantequilla hasta que empiecen a salir burbujas pequeñas y uniformes en toda la superficie (de lo contrario, te saldrá una bechamel con gusto a harina)


 

4. Añade la leche poco a poco. Tiene que estar a temperatura ambiente.

5. Remueve constantemente por toda la base del cazo. No dejes de hacerlo, ya que de lo contrario, se te pegará y cogerá gusto a quemado. 

6. Ponla bien de sal. Sin pasarte, pero que tenga un punto fuertecito. La salsa bechamel sosa o insipida en muy aburrida. 

7. Añádele pimienta negra (o blanca) molida, nuez moscada… Aromatízala a tu gusto.

Bueno, qué te ha parecido?
Ahora tú decides – en función del tiempo que tengas – cuál de las 2 formas de preparar la bechamel prefieres. 

El cariño y disponer de tiempo es importante para cocinar, pero también la experiencia es importante. Cariño seguro que le pones, pero si te falta tiempo o experiencia, cuenta conmigo.

Porque es importante aprender a gestionar tu tiempo,  organizarte bien en casa y ahorrar tiempo en la cocina planificando los menús, la compra y las recetas. Encuentra el sistema que mejor te funcione para comer bien y variado.

En todo ello, yo puedo ayudarte….y mucho, a través del SERVICIO DE AYUDANTE DE COCINA ONLINE.

Para saber más sobre ello, clica aqui encima.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

2 comentarios de “2 formas de hacer bechamel

    • Platos Plis Plas dice:

      Hola Charo, buenos días! Si me hubieras contactado por el sitio exclusivo que tenéis los abonados, ya te habría contestado ayer mismo! Te dejo aqui el enlace: https://www.platosplisplas.com/consulta-coaching-personal/ . Este consultorio (exclusivo para vosotras, las abonadas) me llega a mi, al instante.
      Pero bueno, aqui estoy. Las cantidades de la bechamel depende un poco de si la quieres más o menos espesa. Por ejemplo, si la quieres más espesa las cantidades aprox. son: 50grs. de mantequilla (cuando la quiero menos pesada y grasa le pongo esa cantidad pero de aceite de oliva), 50grs. de harina de trigo y medio litro de leche. Sal, pimienta y nuez moscada al gusto, pero sin pasarse. Si la quieres menos espesa, las cantidades son 1 cuch. sopera de harina (bien colmada), 25grs. de mantequilla (o aceite de oliva) y 500ml. de leche. Espero haberte ayudado. Si tienes alguna pregunta más, no dudes en volver a ponerte en contacto conmigo. Un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.