Ajoblanco

Ajoblanco o ajo blanco, es una sopa fría muy popular de la cocina andaluza y extremeña. Es una receta muy sencilla y fácil de elaborar. No tiene secreto, pero como pasa en muchas recetas de cocina, no hay dos ajoblancos iguales. No obstante, con más o menos ingredientes, más claro o más espeso, lo que no se pone en duda es que el ajoblanco forma parte de la cultura gastronómica andaluza y, sobre todo, malagueña. Como buena malagueña que soy, por parte materna y de nacimiento, me gusta el ajoblanco un poco espeso y con una textura súper cremosa, que es como está hecha la receta. Sus humildes y escasos ingredientes no desmerecen el resultado final. Tradicionalmente se hace con el mortero trabajando los ingredientes hasta conseguir la textura deseada, pero hoy en día, echamos manos de un buen túrmix y asunto resuelto 😉 El ajoblanco se acompaña normalmente con uvas, trozos de melón, mojama…Si no lo has probado nunca, te recomiendo que lo hagas, está exquisito.

Un consejo: Si entre los comensales hay niños, no te excedas con la cantidad de ajo. Para que el ajo no se repita, quítale el nervio central que es el causante de esta molestia.

Datos de preparación

Tiempo: SÓLO 7 minutos
Dificultad: Baja
Coste/ ración aprox.: 1,10

Índices de salud

Rico en: proteínas, vitaminas y calcio
Valor calórico: Medio
Tasa colesterol: Baja

Utensilios utilizados

Brazo eléctrico
Vaso triturador
Cuchillo cebollero
Tabla de cortar

Ajoblanco, ingredientes para 2/3 personas

125-150g. de almendra marcona cruda
1 diente de ajo (si te va el ajo, ponle 2)
100g. de rebanadas de pan seco (que tenga mucha miga)
1 racimo de uvas (a poder ser, sin pepitas)
Sal
Pimienta blanca molida
1 cuch. sopera de vinagre (al gusto)
3 cuch. soperas de aceite de oliva

Ajoblanco, preparación paso a paso

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Pon el pan seco en remojo. Mientras, pela el diente de ajo. Lava las uvas y resérvalas.
  2. Escurre un poco el pan que tenías en remojo y echa (solo la miga) en un vaso triturador, junto con el ajo, las almendras, la sal, la pimienta, el aceite y el vinagre. Tritura hasta obtener una crema suave y homogénea.
  3. Añade medio litro de agua fría y mezcla bien.
  4. Reparte la crema en platos hondos o cazuelitas y, por encima, coloca unas uvas cortadas por la mitad. Sirve bien fresco.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas recetas publicadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.