Bruschetta de jamón ibérico

Bruschetta de jamón ibérico

Bruschetta de jamón ibérico

La bruschetta es un bocado de origen italiano, cuya base es el pan tostado pero que su contenido admite diversas variaciones.

En esta ocasión, es una bruschetta que de italiana solo tiene el nombre porque es mitad española y mitad francesa, ya que lleva un fabuloso jamón ibérico y queso Brie, dos ingredientes que juntos combinan a la perfección y que, por lo general, gustan a todo el mundo.

Estas bruschettas son muy fáciles y rápidas de preparar y, pese a su sencillez, resultan muy sabrosas.

Disfrútalas en el aperitivo o como parte de una divertida cena de picoteo.


Un consejo:
Estos bocaditos pueden tomarse fríos o tibios, pero nunca calientes.

Datos de preparación

Tiempo: SÓLO 10 minutos
Dificultad: Baja
Coste/ unid. aprox.: 0,25

Índices de salud

Rico en: proteinas, hidr.de carbono y vitaminas
Valor calórico: Medio
Tasa colesterol: Baja

Utensilios, sólo necesitas

Horno
Fuente para horno
Tabla de cortar
Cuchillo cebollero

Bruschetta de jamón ibérico, ingredientes para 10 unidades

1 barra de pan tipo baguette
100g. de jamón ibérico (cortado a mano)
150g. de queso Brie
2 tomates rojos muy maduros
Unas hojas de rúcula
Tomillo u orégano para decorar (opcional)
Sal
Pimienta negra molida
1-2 cuch. soperas de aceite de oliva

¿En qué puedo ayudarte?

Consúltame

Bruschetta de jamón ibérico, preparación paso a paso

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Pon el horno a calentar en posición grill. Mientras, corta la barra de pan en rodajas de 1-1,5cms.
  2. Colócalas en una bandeja, úntalas con una pizca de aceite y mételas en el horno a que se doren un poco y queden crujientes. Cuando esté doradas por un lado, dales la vuelta para que también se hagan por el otro lado (aprox. unos 2 minutos por lado).
  3. Entre tanto, ralla los tomates y alíñalos con sal, pimienta y unas gotas de aceite de oliva. Corta el queso en lonchas no muy gruesas. Reserva.
  4. Cuando las rodajas de pan estén tostadas, sácalas del horno (pero no lo apagues) y úntalas con la mezcla de tomate rallado que tienes reservado.
  5. Cúbrelas con jamón ibérico, una loncha de queso Brie y una ramita de tomillo (o de orégano). Vuelve a introducir la bandeja en el horno y tenla hasta que veas que el queso se ha fundido ligeramente (unos 2-3 minutos).
  6. Cuando estén a tu gusto, emplata en la fuente que vayas a llevar a la mesa, decora con unas hojas de rúcula y sirve.


Bruschetta de jamón ibérico, sugerencias/trucos:

– No quedará tan sabroso pero, si quieres, puedes utilizar tomate triturado al natural (del que se compra en lata) en lugar de rallarlo tu misma.

– También puedes utilizar una barra de pan rústico en lugar de la barra baguette.

– Si te gusta (o a tus comensales), puedes untarle una pizca de ajo antes de ponerle el tomate (paso 4 )

– La calidad y la cantidad del jamón que pongas en este aperitivo, dependerá un poco de tus gustos y de tu economía. Si no quieres ponerle jamón ibérico, ponle un jamón serrano o de bodega que sea bueno.

– Para mantener estas bruschettas calientes, déjalas dentro del horno pero con el horno apagado, hasta la hora de servirlas.

– Si lo prefieres, en lugar de rúcula, puedes ponerle unas hojas de canónigo.

– Para decorar la fuente en la que lo sirves, puedes ponerle una pincelada de reducción de vinagre balsámico (puedes comprarlo listo para utilizar en cualquier supermercado).

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.