Calçotada

Calçotada: qué es y en qué consiste? Seguramente habrás oído hablar del calçot (se lee “calsot”) y de las calçotadas (se lee “calsotadas”), verdad? Pues, para empezar, te diré que es una comida típica de Cataluña y que es algo realmente delicioso pero, es mucho más que una comida, porque las calçotadas se convierten en una fiesta gastronómica muy popular que se hace entre amigos y/o familia, reunidos exclusivamente para hacer en grupo en casa o comerlos en un restaurante. Raras veces esta comida se hace para 2, aunque si fue asi en mi caso.

Pero antes de explicarte en qué consiste, te diré que “calçot” es una palabra catalana con la que se denomina a una variedad de la cebolla,

concretamente la variedad conocida como cebolla tardía de Lérida. Son habituales en la zona interior de Cataluña, pero especialmente de toda la zona occidental, correspondiente a las tierras del Ebro y la comarca del Alt Camp, siendo el plato más emblemático de la población de Valls (Tarragona).

La palabra “calçot” viene del hecho de que, en su cultivo, se amontona tierra sobre los brotes que crecen de la cebolla inicial (“calçar = calzar la tierra sobre la planta”). Esto se hace para conseguir un tallo blanco de unos 20 a 25 cm.

Reportaje fotográfico

¿Cuándo es la temporada de la calçotada?

Los calçots se consumen desde finales del invierno hasta principios de la primavera y se consumen asados directamente, tal cual se arrancan de la tierra, en la llama viva de sarmientos (preferentemente) o de otros arbustos (encina). Una vez hechos, cuando las capas exteriores están negras, se envuelven en grupos de 25 aproximadamente en varias hojas de papel de periódico y se dejan como mínimo una media hora para que acaben de cocerse con su propio calor, muchas veces incluso metidos en el interior de una bolsa de plástico para que suden y se queden en su punto. Se llevan a la mesa, en el mismo papel de diario en que los hemos envuelto y sobre una teja (las de los tejados, las de toda la vida, vaya) a modo de bandeja que ayuda a mantener el calor.

Los calçots se comen pelando las capas exteriores y untando el calçot  en la salsa denominada salsa de romesco (hecha con ñoras que es un pimiento rojo seco, ajo, tomate, almendras, avellanas, aceite, sal, pimienta y vinagre). Y, como al asarlos quedan ennegrecidos y por la forma en que deben mojarse en la salsa se hace inevitable mancharse, es tradicional ponerse un enorme babero (si, como el de los niños, pero tamaño XXL)

Pero la calçotada no es eso…ni mucho menos. La cosa no acaba ahí, no.
Esa es sólo la primera parte.

Las calçotadas se componen del calçots y todo lo demás, entendiéndose por “todo lo demás” la carne, hecha en las brasas que queda tras finalizar el asado de los calçots. Originariamente y aún los puristas lo hacen asi, lo más típico es comer las “mongetas amb butifarra” o lo que es lo mismo, alubias blancas cocidas con butifarra (hecha a la brasa, claro), si bien en muchos sitios se suele hacer un surtido de diferentes viandas como: butifarra, cordero, conejo, pollo, panceta  y butifarra negra. Acompañado todo ello, por si fuera poco, de las consabidas e ineludibles mongetas (alubias blancas cocidas), el allioli (ajo, aceite y sal, hecho en mortero y a mano), el pan de payés tostado con tomate (pa de pagès torrat amb tomàquet) y, por supuesto, todo ello regado de un buen vino tinto. El broche final lo pone el postre que suele ser crema catalana (para el que no lo sepa, una especie de natillas algo más espesa y con azúcar quemada por encima, si quieres saber cómo se hace, clica aqui) acompañada de un espectacular cava (que no puede faltar).

¿Qué te ha parecido?

A que dan ganas de comer una calçotada mañana mismo? Pues, afortunadamente para los que sois de fuera de Cataluña, ya proliferan los restaurantes que las hacen y si no, hacerlas en casa que ya veis que no es difícil. También hay mucha gente que si no tiene posibilidad de hacerlo en una barbacoa, hacen los calçots al horno o en una parrilla eléctrica y la carne a la plancha o en la parrilla eléctrica y oye, que queda la mar de bien. La experiencia y lo rico que está merecen la pena.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

6 comentarios de “Calçotada

  1. Francine dice:

    La verdad es que nunca he oído hablar de eso. Yo resido en Murcia pero no soy española, soy belga de nacionalidad…….

    Se aprende todos los días. Enhorabuena …… Saluditos. Francine

    • Platos Plis Plas dice:

      Gracias por tu comentario, Francine. Me alegro de haberte enseñado algo, es genial!! No se si sabes el refrán que dice: nunca te acostarás sin saber una cosa más 😉 Un saludo y un beso muy grande!!

  2. Encarni dice:

    Yo lo conozco porque he vivido en Cataluña, ahora ya no pero tengo aún familia allí y mi hermana, que es un cielo, me lo hace cuando voy. Es divino. Me encanta!!

    • Platos Plis Plas dice:

      ah, si? has vivido en Cataluña y tienes familia aqui? que bien, cuanto me alegro, amiga! Y encima, dices que tu hermana te hace calçotada cuando vas a verla? qué afortunadas sois:D Gracias por tu comentario y te envio un beso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.