Carne picada con tomate y queso

Carne picada con tomate y queso

Carne picada con tomate y queso

La carne picada (en algunos países, carne molida), es un ingrediente que, en la cocina, nos da mucho juego, ya que, con ella, podemos preparar infinidad de platos,todos ellos muy populares, sin gastar mucho y, siempre, con un resultado excelente: rellenos de todo tipo, salsa boloñesa, canelones, macarrones, lasañas, albóndigas, musakas….y lo mejor es que, los platos con carne picada, suelen gustar a todo el mundo.

En esta ocasión, le he dado una «vuelta de tuerca» a este ingrediente y he añadido, al aliño habitual de sal, pimienta, perejil, etece, etece, 2 ingredientes que le dan a la carne picada un toque delicioso y muy especial: la canela y el coñac.

Ah! y la he combinado, con un poco de patata que nos queda «medio frita-medio cocida», una salsa de tomate, para rematarlo con un super sabroso queso…¡manchego!.

Un resultado ganador, porque, además de rápida, fácil y barata, es una receta con una presencia brutal e innovadora que sorprenderá gratamente a tus comensales.

Un consejo: Puedes ponerle cualquier variedad de queso que tengas en casa, pero – créeme – el queso manchego le va extraordinariamente bien, es más, desde mi punto de vista, le queda ¡perfecto!.

Datos de preparación

Tiempo: SÓLO 18 minutos
Dificultad: Baja
Coste/ ración aprox.: 1,25€

Índices de salud

Rico en: proteinas, hidr.de carbono y vitaminas
Valor calórico: Bajo
Tasa colesterol: Baja 

Utensilios, sólo necesitas:

Sartén con tapa
Rallador
Tabla de cortar
Cuchillo cebollero

Carne picada con tomate y queso, vídeo paso a paso

Suscríbete a mi canal de YouTube para que te avise cada vez que publico una video receta nueva. SUSCRIBIRME

Puedes ver este video en YouTube para poder comentarlo y darme un Me Gusta.

Carne picada con tomate y queso, ingredientes para 2/3 personas

300g. de carne de ternera picada (o al gusto)
1 patata grande
4 cuch. soperas de salsa de tomate
1 cuña de queso manchego (seco, semi seco o tierno, al gusto)
3 cuch. soperas de aceite de oliva

Para aderezar la carne picada

Media cebolla
1 zanahoria
1 pizca de canela
1 chupito de coñac
Unas hojas de perejil
Sal
Pimienta negra molida

Carne picada con tomate y queso, preparación paso a paso

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Pela y corta en trocitos muy pequeñitos la cebolla. Lava bien y despunta la zanahoria. Rállala (sin pelar). Lava y pica un manojo de hojas de perejil fresco. Corta 6 triángulos de queso manchego (que no sean muy finos.Ver grosor en el video). Reserva un poco para rallar.
  2. Aliña la carne picada: en un bol, pon la carne picada y agrega la cebolla, la zanahoria, el perejil, la sal, la pimienta negra molida, la canela y el chupito de coñac. Mezcla bien con la mano, hasta que esté la mezcla bien homogénea.
  3. Pon una sartén con 2 cucharadas soperas de aceite a calentar. Incorpora la carne picada y cocina, a fuego medio-alto, durante 5-7 minutos, removiendo de vez en cuando para que se dore uniformemente y se vaya desmenuzando la carne.
  4. Mientras, lava y corta en rodajas finas la patata (ver detalle en el video). Cuando la carne esté dorada, retira a un plato y reserva.
  5. En la misma sartén (si ves que le falta aceite, échale un poco y si hay en exceso, quítalo), pon las patatas, un poco cabalgadas una sobre otra, cubriendo con ellas toda la base. Échales una pizca de sal y ralla – sobre ellas – un poco de queso manchego. Cocínalas, hasta que estén casi tiernas (unos 3 minutos a fuego medio).
  6. Echa ahora la carne picada que tienes reservada y distribúyela bien por encima de las patatas. Cubre con la salsa de tomate.
  7. Reparte por encima, los triángulos de queso manchego, tapa la sartén y baja el fuego al mínimo, hasta que se deshaga el queso a tu gusto (3-4 minutos más o menos). Pasado este tiempo, emplata y sirve.

Carne picada con tomate y queso, sugerencias/trucos:

– La carne picada, es conveniente pasarla por la máquina solo 1 vez, ya que, si te la pican 2 veces, queda muy pastosa y compacta y se oxida más rápidamente.

– Paso 3: Conforme remuevas, ves dándoles unos toques con la pala a la carne para desmenuzarla. Ya sabes que la carne picada se hace bola y hay que ir deshaciéndola.

Paso 4: Si te queda aceite de más, retíralo y deja solo un poco para echar las patatas.

– Preferentemente NO compres la carne picada envasada, porque no controlas lo que lleva realmente y suelen llevar otros ingredientes (colorantes, aditivos, etc.). Pide a tu carnicero de confianza que te la pique expresamente, delante tuyo y que lleve, como máximo, el 20% de grasa.

– Yo siempre utilizo carne picada sólo de ternera, pero si lo prefieres, puedes ponerle el 50% carne de cerdo y el resto, carne de ternera.

– Cuanto más seco sea el queso manchego, más tarda en fundirse, pero también más sabroso queda el plato. Ya ves que el que yo uso en la receta es bastante seco. Pero utiliza el que más te guste e incluso, de otra variedad.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.