Carpaccio de calabacin

Carpaccio de calabacin: El calabacín es una hortaliza que encontramos todo el año en el mercado, pero la temporada dónde se encuentra en todo su esplendor es el verano. Es muy versátil, se puede cocinar a la plancha, al vapor, frita, en tortilla, al horno… pero también se puede comer crudo y es que así, es ideal porque proporciona a los platos un toque crujiente y un sabor suave que combina con multitud de alimentos. Además, de garantizarnos que conservará más nutrientes que cocinado. Como en este carpaccio, para comerlo crudo, la manera más adecuada de hacerlo es cortándolo muy fino (a rodajas como en esta receta o en finísimas tiras como se fueran tallarines).

Un consejo: Si no lo has comido nunca crudo, ahora es el momento de probarlo y si no te gusta cocinado, también, ya que son 2 formas completamente diferentes de consumirlo y que no tienen nada que ver la una con la otra. Asi que, toma nota de esta receta porque su agradable y sencillo aliño, el toque cremoso del queso y las crujientes nueces que lo acompañan hacen que se convierta en un plato sencillo con una presentación de lujo.

Datos de preparación

Tiempo: SÓLO 8 minutos
Dificultad: Baja
Coste/ ración aprox.: 0,25€

Índices de salud

Rico en: Vitamina C, calcio y fibra
Valor calórico: Bajo
Tasa colesterol: Baja

Utensilios utilizados

Cuchillo cebollero
Tabla de cortar

Carpaccio de calabacin, ingredientes para 2/3 personas

1 calabacín mediano
3-4 cuch. soperas de queso crema (tipo Philadelphia)
2 cuch. soperas de nueces troceadas

Para el aliño
Sal
Pimienta
1 cuch. sopera de vinagre balsámico de Módena
2 cuch. soperas de aceite de oliva

Carpaccio de calabacin, preparación paso a paso

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Lava y corta en rodajas muy finas el calabacin. Pon 1 capa en una fuente o plato y reparte sobre ellas unas pequeñas bolitas de queso crema, unas nueces y un poco de aliño.
  2. Ves haciendo capas de esta misma forma, hasta acabar todas las rodajas de calabacin.
  3. Finaliza con queso crema, nueces espolvoreadas por encima y un poco de pimienta molida. Deja reposar unos instantes y sirve.

Sugerencias/Trucos: El tiempo de reposado no debe ser excesivo, es suficiente mientras que se acaba de hacer el plato principal o se pone la mesa.
– Si bien no es imprescindible para hacer las rodajas muy finas, si tienes mandolina úsala.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.