Champiñones rellenos

Champiñones rellenos: Estos champiñones son perfectos como rico aperitivo (o cena de picoteo), porqueademás de que vas a quedar super bien con tus invitados, son muy fáciles de preparar, económicos, saludables y lo mejor: ¡se preparan en un plis plas y sin necesidad de abrir el horno!.

Un consejo: No te pierdas el vídeo para ver con detalle el paso a paso.

Datos de preparación

Tiempo: SÓLO 10 minutos
Dificultad: Baja
Coste/ unid. aprox.: 0,40

Índices de salud

Rico en: minerales, vitaminas y proteínas
Valor calórico: Bajo
Tasa colesterol: Baja

Utensilios, solo necesitas

Sartén con tapa
Pinzas
Cuchillo de puntilla

VER PASO A PASO

Champiñones rellenos, ingredientes para 7 unidades

7 champiñones grandes
7 huevos de codorniz
75g. de jamón serrano picadito (o ibérico)
Perejil para decorar (opcional)
Sal
Pimienta negra molida
2 cuch. soperas de aceite de oliva

Champiñones rellenos, preparación paso a paso

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Lava y limpia los champiñones quitándoles el pie y abriendo un poco de hueco con la puntilla del cuchillo para que quepa el relleno.
  2. Pon una sartén con una cucharada de aceite a calentar. Echa los champiñones y dóralos por ambos lados (aprox. 1 minuto y medio por cada lado). Cuando les des la vuelta, échale una pizca más de aceite. Salpimenta.
  3. Cuando estén dorados, rellena con el jamón serrano picado, dejando un poco de sitio en el centro para que quepa después el huevo de codorniz.
  4. Coloca encima del jamón un huevo de codorniz. Salpimenta de nuevo otro poco (sin pasarte porque el jamón ya tiene sal) y tapa para que se cuajen los huevos. Ves echándoles un ojo de vez en cuando, hasta que los veas cuajados al punto que te gustan 
  5. Emplata, decora con un poco de perejil (opcional) y sirve bien caliente.

Sugerencias/Trucos: En el punto 4, te recomiendo que los huevos no los tengas mucho más de 2 minutos cuajando, ya que si no, quedan secos.
– Como en esta receta sólo utilizamos el sombrero de los champiñones, los pies que quitamos en el paso 1, no los tiramos si no que los aprovechamos para cualquier otro plato: una crema, un estofado, etc.
– Ten cuidado al echar la sal, pues el jamón serrano está curado en sal y no vaya ser que te quede salado.
– La variedad de jamón va un poco en función al presupuesto que quieras/puedas gastar (serrano, jamón bodega, reserva, ibérico, etc.)
– El jamón puedes picarlo bien pequeñito a mano o, si lo prefieres, en la picadora. De todas formas, hoy dia hay tiendas de jamón en las que ya se puede encontrar el jamón picado de este modo.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.