Como organizar una Tabla de Quesos

Como organizar una tabla de quesos

Como organizar una Tabla de Quesos 

Las Tablas de Quesos, son una delicia para nuestro paladar.

Para picar, como entrante, para la hora del postre, para una cena informal… el queso es un alimento que nos ofrece infinidad de posibilidades.

Cómo debe ser la Tabla de Quesos ideal

Ofrecer un buen surtido de quesos es una opción que nunca falla, sobre todo, cuando tenemos invitados en casa.

Puedes servir la Tabla de Quesos como entrante o a la hora del postre, como broche final de la comida.

Para triunfar con una Tabla de Quesos, lo recomendable es incluir como mínimo 5 ó 6 variedades.

En el momento de escoger los quesos, puedes escogerlos en función del tipo de leche con el que están elaborados o bien, en función del proceso de maduración. En este caso, es preferible seguir un orden a la hora de degustarlos, empezando por el más suave y finalizar con el más fuerte.

Como organizar una Tabla de Quesos 1

La leche marca la diferencia 

Según la leche que se emplee en la elaboración de los quesos (vaca, cabra, oveja) asi será su sabor. En general, la leche de vaca es la más utilizada y nos da, como resultado, quesos cremosos, ligeros y de sabores suaves pero gran variedad de matices.

La leche de oveja, es más rica en grasa y proteínas, la cual otorga un toque intenso.

La leche de cabra, da a los quesos un sabor fuerte, con un punto picante/ácido muy característico.

Muchos quesos se elaboran con mezclas de diferentes tipos de leche y, en función de la proporción de cada una de ellas, el sabor final es más o menos intenso.

Como organizar una Tabla de Quesos 2

Cómo se debe servir una Tabla de Quesos

A la hora de servir una Tabla de Quesos, no hay que descuidar los acompañamientos:

  • pan de cereales,
  • pan de pasas y nueces,
  • crackers, rosquillas, regañás, picos de pan, mini tostadas,
  • frutos secos,
  • pepinillos, aceitunas y cebollitas en vinagre,
  • confituras, dulce de membrillo, calabaza confitada,
  • uvas, arándanos, higos, dátiles, ciruelas, manzana verde
  • y, por supuesto, un buen vino que “maride” bien con todo.

Si lo preparas con mimo y haces una buena combinación de ingredientes,
impresionarás a tus comensales.

También es importante la presentación. No olvidemos que también se come con la vista, asi que, para conseguir un resultado muy vistoso, corta algunos de los quesos a dados, otros en triángulos, bastoncitos…y sírvelos en una tabla adecuada que le aporte un valor añadido a nuestra Tabla y a nuestra mesa.

En general la cuña o el rectángulo son el formato de corte más adecuado para quesos tiernos, semiduros o duros, conservando parte de la corteza.

Si son quesos muy blandos o untables, nada de ponerlos ya sobre pan, lo mejor es servirlo en tarrinas o pequeños recipientes.

como organizar una Tabla de Quesos 3

Pero… ¿Qué variedades deben componer una Tabla de Quesos?

Como mínimo 4 y, como máximo, 11 ó 12. La media correcta será entre 5 y 8 variedades diferentes de quesos.

No obstante, hay que tener en cuenta la ocasión y el resto del menú, y debes tener en cuenta que quizás no todos los comensales quieran probar todos los tipos.

1.- Según su maduración: Frescos y tiernos: de textura tierna y suave, cremosa y delicada, este tipo de quesos son perfectos porque, por lo general, gustan a todos. Son poco calóricos y, los frescos, hay que consumirlos en 1-2 dias después de haberlos comprado. Los tiernos, al tener un poco de maduración, se pueden consumir en 1-2 semanas.

Semicurados y curados: son de sabor fuerte y poseen un gran abanico de matices. Esta variedad aporta una buena dosis de proteínas, calcio y grasas.

Los quesos semicurados tienen una cantidad de grasas importante y su proceso de maduración se alarga entre los 30 dias y los 3 meses.

En cambio, los quesos curados, su maduración va de los 3 a los 7 meses.

En general, todos los quesos de este tipo tienen un gusto potente y bastante grasa.

Viejos y añejos: Esta variedad es ideal para los que realmente aman los quesos, ya que poseen un gusto intenso y lleno de matices. Estos quesos, de sabor potente, han tenido un proceso de maduración largo y reposado.

Para no fallar creando nuestra tabla de quesos es
invertir en materia prima de buena calidad

Los quesos viejos, maduran durante un periodo largo: entre 7 meses y 1 año, lo que les otorga una textura seca y dura, debido a su bajo contenido en agua.

En el caso de los quesos añejos, su maduración es aún más larga, ya que, en muchos casos, sobre pasan el año e incluso pueden superar los 2.

2.- Según su textura: pasta dura, semidura, blanda, azul, untable… tipo Roquefort, Gorgonzola, Cambozola, Ronkari, Gruyere, Comté, Boffard, Parmigiano Reggiano, etc.

3.- Según su tipo de corteza: lavada, enmohecida, prensada, con hierbas o especias… por ejemplo, Camembert, Vacherin, Brie, Tête de Moine, San Simón, Manchego de oveja curado con romero, etc.

Como organizar una Tabla de Quesos 5

Y la mejor manera de conservarlos antes de servir nuestra Tabla de Queso ¿Cuál es?

En general, el queso necesita una temperatura de entre 4 y 12ºC para que conserve en perfecto estado sus propiedades organolépticas , es decir, sabor, color textura y olor.

Si tu frigorífico no dispone de compartimento específico para guardar los quesos, es mejor que los dejes en el cajón de las verduras.

En el caso del queso fresco, consérvalo en la parte superior del frigo.

Los quesos más suaves se conservan mejor dejándolos en su envoltorio original (sobre todo si es una cajita de madera o de cartón).

Y, sobre todo, antes de saborearlos (a excepción del queso fresco) sácalos con antelación del frigorífico para que se atemperen y se saboreen mucho mejor.

Algunos quesos, en su corteza aparecen hongos de manera natural durante el proceso de maduración. Si tienes un trozo que tenga este tipo de hongos, puedes eliminarlos pasando un trapo húmedo por encima o retirando la capa superficial.

Como organizar una Tabla de Quesos 4

¿Qué cantidad debemos calcular por comensal?

En general, hay que calcular unos 80-100g. si es una tabla de quesos de postre o si forma parte de un menú completo; podemos ir subiendo hasta 175-200g. si los quesos van a ser el gran protagonista de la comida o de la cena.

como organizar una Tabla de Quesos 6

En resumen:

A la hora de Organizar una Tabla de Quesos, lo fundamental para no fallar creando nuestra tabla de quesos es invertir en materia prima de buena calidad, no pecar de excesos y respetar sus cualidades para no estropear el sabor.

Es mejor apostar por pocas variedades bien presentadas que avasallar con una tabla pretenciosa y mediocre.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.