Como pelar una naranja a gajos

Como pelar una naranja a gajos

Como pelar una naranja a gajos

La técnica de pelar una naranja a gajos, sin que quede ni rastro de ninguna de las capas de cáscara ni de piel (la de color, la blanca y la membrana fina que es la que recubre los gajos) que tienen las naranjas – y los cítricos en general –  se conoce con el nombre de “pelar a lo vivo”, “pelar al vivo” o “pelar a sangre”.

En este vídeo te explico en imágenes como pelar una naranja a gajos 

Pelar una naranja a gajos no es dificil, simplemente se trata de seguir unos sencillos pasos

Un postre con gajos de naranja o una ensalada de frutas… quedará mucho más jugosa y vistosa si presentas esta fruta sin piel ni membrana.

Claro que esta técnica no es para emplearla a diario, es para esa ocasión en la que quieres hacer un emplatado especial, festivo, más cuidado y elegante porque, las partes que se desechan son partes buenas, ya que en ellas es donde está la fibra del cítrico.

Y ¿cuales son los pasos a seguir para pelar una naranja a gajos?

El principal e importante es utilizar un cuchillo que esté bien afilado para poder pelar la naranja con esta técnica y después seguir estos 4 pasos:

  1. Corta la naranja por sus dos extremos para tener así una superficie plana en la que apoyarnos y poder hacer los cortes bien y con seguridad. Apoya la naranja sobre la tabla y corta con el cuchillo la cáscara de arriba abajo para retirarla. Siempre con cuidado para no romper los gajos y no importa si dejas un poco de piel blanca porque puedes retirarla después, haciendo un segundo corte más preciso.
  2. Una vez está la naranja perfectamente pelada, saca los gajos de uno en uno. Verás que la propia naranja te dice por dónde tenemos que dar los cortes.
  3. Para cada gajo hay que dar un corte a cada lado, dejando a siempre a un lado la piel más fina, que es como una membrana y que es la que recubre el gajo.
  4. Luego, pasas el pellejo a un lado como si fuera la hoja de un libro y sigue con el siguiente gajo, repitiendo la operación hasta terminar con la naranja.

Al final tendrás por un lado todos los gajos sin rastro de piel de ningún tipo, y por otro lado el “esqueleto” de la naranja con todas las membranas.

Ya has visto que no es difícil, con un poco de paciencia y práctica podrás lucirte como un/a auténtico/a chef.

¿Para qué tipo de platos puedo necesitar pelar una naranja a gajos? 

  • en postres: macedonias, pasteles, hojaldres, etc.
  • ensaladas
  • guarniciones: de carne, por ejemplo
  • ceviches
  • platos de ahumados (bacalao, arenques, etc.)
  • etc.

Y sobre todo, aunque la primera vez que lo intentes no te salga bien,
sigue practicando porque nadie nace enseñado. ¡¡No lo olvides!!

¿Te ha sido útil este truco?

Pues esa es mi tarea: Ayudarte en la cocina, no sólo con trucos como éste,
si no también
a comer saludable,
cocinar fácil y rápido
ensuciando muy poco,
para ahorrar trabajo y dinero en la cocina.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.