Conservación y manipulación de alimentos

Conservación y manipulación de alimentos: En el post La Buena Compra te comento la importancia de efectuar bien la compra de los alimentos y te explicaba mis experiencias para que pudieras aprovechar bien el poco tiempo del que se suele disponer cuando vamos al supermercado. Ahora quiero contarte cómo conservo y manipulo los alimentos cuando llego a casa después de la compra semanal, para mantener todo su sabor, frescura y propiedades y poder poner en mi mesa, platos tan deliciosos y nutritivos como esta Ensalada de espárragos y salmón que puedes ver en la foto aquí arriba o este exquisito y vistoso Brazo de patata relleno.


Por eso, voy a compartir contigo los pasos que acostumbro a dar, para que – si quieres – obtengas los mismos resultados!

Pero….¿cómo conservar los alimentos de vuelta a casa?:

Ya tengo toda la compra en casa. Ahora queda la “lata” de guardarla lo mejor posible para que los alimentos se conserven bien y en perfecto estado hasta que vaya a consumirlos. Lo primero que hago, es lavarme las manos (bueno, esa costumbre la tengo siempre que vuelvo de la calle, sea de dónde sea)  antes de empezar a ordenar la compra. De este modo, no transmito microorganismos a los alimentos! Ya con las manos bien limpias, guardo en primer lugar y de modo urgente, los congelados, para que recuperen su temperatura y no se rompa la cadena del frío.

Y a continuación, sigo con el resto de la compra.

El frigorífico y la despensa:

Lo siguiente que guardo son los productos frescos: carnes, pescados, frutas y verduras. Si quiero congelar alguno de ellos, lo meto en un táper (o en una bolsa hermética), en porciones pequeñas. Asi luego saco sólo lo que realmente necesito y si necesito más, saco 2, 3… porciones. Ello también facilita el descongelado, a menor cantidad, mayor rapidez en la descongelación. Le pongo la fecha y el nombre de lo que contiene y lo congelo en el momento. Ah, y muy importante: nunca mezclo en el mismo cajón alimentos crudos con los ya cocinados.

El orden y situación de los diferentes alimentos  en el frigorífico es primordial así que:

En la puerta del frigo,  coloco las bebidas, salsas y huevos.

En la parte superior, los alimentos que requieren menos frío.

En la parte central, yogures, embutidos  y lácteos.

En la parte inferior, los productos que piden más frío.

Y  en los cajones verduleros, las frutas y verduras.

Si a la hora de guardar las cosas en casa, tienes alguna duda y te preguntas
si tal producto va a la despensa o al frigo, recuerda en qué lugar del supermercado estaba

Actualmente algunos modelos de frigorífico tienen unos cajones “ultra fresh” que permiten mantener durante más tiempo frescos las carnes y pescados (si es para consumir en los días inmediatos, si no, mejor congelarlos). El pescado, lo lavo, lo escurro y lo pongo en una bandeja o táper con papel absorbente.
También tengo cuidado que los alimentos no toquen la pared del fondo del frigorífico y dejo espacio entre ellos para que circule el aire correctamente y se enfríen por todos lados y que la temperatura del frigo  oscile entre 1º y 5º  y el congelador a -18º.

Ya está todo “lo fresco” en su sitio, así que ahora, me voy a ver qué pasa en la despensa:

Evito que esté saturada para no tener productos escondidos por los siglos de los siglos. Asi que, a  la hora de guardar la compra que acabo de hacer, siempre dejo los productos recién comprados al fondo y los que ya tenía los dejo delante para consumirlos antes… ya sabes por aquello de “dejen salir antes de entrar”! jajaja 🙂

Y, para que no se me estropeen una vez abiertos los paquetes de pasta, arroz, cereales, azúcar, harina, frutos secos, etc los conservo en recipientes herméticos y/o botes de vidrio. Lógicamente, la leche, zumos, etc. una vez abiertos, deben ir al frigorífico.

Los productos de uso frecuente y que caducan antes, los pongo delante, más a la mano.

El aceite, la leche, los bricks en general, los sitúo en las zonas más oscuras.

Las patatas, en un lugar oscuro y bien ventilado.

Un truco: Si a la hora de guardar las cosas en casa, tienes alguna duda y te preguntas si tal producto va a la despensa o al frigo, recuerda en el supermercado en que lugar estaba (en una estanteria? en una nevera, en el congelador?) y guárdalo en el mismo sitio, es decir, si estaba en la estantería del súper ponlo en la despensa, si estaba en una cámara frigorífica, ponlo en tu frigorífico, etc. 😉

Recuerda: Un frigorífico y una despensa bien ordenados, te facilita el trabajo en la cocina y te ahorra tiempo y dinero.

Si quieres saber más sobre cómo AHORRAR TIEMPO, TRABAJO Y DINERO EN LA COCINA y necesitas AYUDA EN LA COCINA, te aconsejo la lectura de esta información sobre nuestro Servicio de Ayudante de Cocina Online, el cual  te puede asesorar y ayudar, como lo viene haciendo con más de 300 usuari@s satisfech@s!

Pincha aquí si quieres saber en qué consiste este Servicio.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

2 comentarios de “Conservación y manipulación de alimentos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *