Corta caducidad de los quesos frescos

Corta caducidad de los quesos frescos: Se llama “queso fresco” (o también lo habrás oído nombrar como “queso tierno”) al tipo de queso que se obtienen en la industria alimentaria a partir de leche pasteurizada de vaca – mayoritariamente –  pero también de cabra y oveja.

El proceso por el que se obtiene da como resultado un queso de color blanco puro, de consistencia cremosa, gusto suave y su conservación está limitada a unos días en el frigorífico. Por ello, cuando compres quesos frescos, ponlos rápidamente en el frigorífico y consúmelos en poco tiempo (sobre todo en verano), pues hay que tener cuenta que éstos se estropean más rápidamente que los quesos curados (o semi curados), que apenas requieren refrigeración.

Pero, pese a su corta caducidad, los quesos frescos tienen numerosas ventajas para nuestra salud porque….

  • No están sometidos a periodos de maduración
  • Tienen menos contenido en grasas
  • Aportan menos sodio (sal) a nuestro organismo
  • Son apropiados para personas que padecen trastornos cardíacos y arterioesclerosis
  •  Nos aportan gran cantidad de minerales (calcio y fósforo, entre otros)
  • Son ricos en proteínas (comparables a las de la carne y los huevos)
  • Son de fácil digestión
  • Tienen pocas calorias

Por todo ello, el queso fresco es una excelente fuente de nutrientes saludables, asi que, debemos elegirlos e incorporarlos a nuestra alimentación diaria.

¿Te ha sido útil este mini artículo?

Pues esa es mi tarea: Ayudarte en la cocina, no sólo con trucos, recetas y consejos,
sino también 
con artículos de interés y a comer saludable y variado,
cocinando mis MENÚS PLIS PLAS que se preparan
en muy poco tiempo, con muy poco trabajo ¡¡y sin ensuciar!!.

 

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.