Ensalada templada de higos

Ensalada templada de higos: Las ensaladas apetecen siempre, por lo que solemos tomarlas todo el año. Ensaladas hay de muchos tipos y muy variados, algunas más adecuadas como entrante o para acompañar otros platos (arroces, carnes, pescados..) y otras, que como esta que te propongo, por el tipo de ingredientes que lleva es más apropiada para tomarla como plato único o como cena suave.

Al pensar en esta receta, he tenido en cuenta que llevara ricos y nutritivos ingredientes para que no nos dejaran con hambre y que se pudiera tener  preparada en muy poco tiempo.

Y, sobre todo, que al levantarnos de la mesa tuviéramos la seguridad de que – a pesar de haber estado poco tiempo en la cocina – estamos bien alimentad@s, porque……..para comer bien no es necesario pasarse medio día cocinando 😉

Un consejo: El toque templado a esta ensalada se lo da su aliño, otorgándole un sabor especial y diferente. No te de reparo prepararlo y tomarlo tal cual te explico en la receta. Resulta muy peculiar y muy exquisito!. Para hacer este plato aún más completo, acompáñalo de unos palitos o unos picos de pan.

Datos de preparación

Tiempo: SÓLO 8 minutos
Dificultad: Baja
Coste/ ración aprox.:

Índices de salud

Rico en: fibra, proteínas y vitaminas
Valor calórico: Medio
Tasa colesterol: Media

Utensilios utilizados

Microondas
Cuchillo cebollero
Tabla de cortar
Bol mezclador pequeño

Ensalada templada de higos, ingredientes para 2/3 personas

1 bolsa de rúcula (lavada y lista para usar)
4-6 higos
1 bola de mozzarella fresca
Unas hojas de albahaca fresca

Para el aliño

Sal
Pimienta negra molida
1 cuch. sopera de acetto balsámico
2 cuch. soperas de aceite de oliva

Ensalada templada de higos, preparación paso a paso

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Escurre bien la mozzarella (incluso seca con papel absorbente). Lava y corta a cuartos los higos y ponlos en una fuente o plato.
  2. Trocea la mozzarella y distribuye alrededor de los higos. Reparte la rúcula sobre la ensalada.
  3. En un bol pequeño, pon todos los ingredientes del aliño y calienta en el micro unos 15” a temperatura media.
  4. Rocía el aliño caliente por encima de la ensalada. Esparce por encima las hojas de albahaca, espolvorea un poco de pimienta recién molida y sirve.

Sugerencias/Trucos: Si tienes en tu frigorífico un queso fresco tipo Burgos por gastar, úsalo en esta receta. Será más plano de sabores y contrastes, pero también le quedará muy bien y aprovecharás lo que tienes en casa. Ya sabes, que…de tirar, NADA!!

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.