Ensalada tibia de garbanzos

Ensalada tibia de garbanzos: Las legumbres hay que comerlas – al menos – 3 veces por semana, asi que hay que ir ingeniándoselas para hacerlas de diferentes maneras (calientes, frías o como en este caso, tibia) y con distintas combinaciones de ingredientes (crudos, cocidos, a la plancha…etc.). Pese a que el nombre del plato empieza por la palabra “ensalada”, en realidad es mucho más que eso. Es un plato muy completo y nutritivo pues en él encontramos la variedad de nutrientes necesarios (proteínas, hidratos, fibra, minerales y vitaminas) para concluir que es un excelente y saludable Menú de Plato Único ya que con este plato aguantarás perfectamente hasta la noche (o el tentempié de media tarde)

Un consejo: Para completar este Menú de Plato Único y hacerlo aún más nutritivo, toma de postre con fruta, como por ejemplo este Carpaccio de fresa y naranja que sólo te llevará 6 minutos más.

Datos de preparación

Tiempo: SÓLO 15 minutos
Dificultad: Baja
Coste/ ración aprox.: 0,75

Índices de salud

Rico en:  proteínas, vitaminas y minerales
Valor calórico: Bajo
Tasa colesterol: Baja

Utensilios, sólo necesitas

Sartén o parrilla
Tabla de cortar
Cuchillo cebollero

Ensalada tibia de garbanzos, ingredientes para 2/3 personas

1 berenjena mediana
1 tomate de ensalada grande
1 bote pequeño de garbanzos cocidos al natural
1 cebolleta
1 lata de atún al natural (mediana)
3-4 lonchas de queso light (tipo sabanitas)
1-2 cuch. soperas de aceite de oliva

Para el aliño

Sal
Pimienta negra molida
Jugo de medio limón (o lima)
1 cuch. sopera de aceite de oliva

¿En qué puedo ayudarte?

Consúltame

Ensalada tibia de garbanzos, preparación paso a paso

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Pon la sartén (o la parrilla) con 1 cucharada y media de aceite a calentar. Mientras, enjuaga y escurre los garbanzos. Escurre la lata de atún. Lava y corta en rodajas de medio centímetro la berenjena y pela y corta a lo largo la cebolleta (incluido el tallo verde).
  2. Cuando el aceite esté caliente, haz las rodajas de berenjena hasta que estén al punto que te gusta. Cuando estén a tu gusto, coloca sobre cada una de ellas media loncha de queso y deja que se derrita un poco.
  3. Entre tanto se hace la berenjena, lava y corta en rodajas el tomate y prepara – en un bol – el aliño con sus ingredientes.
  4. Conforme vayan estando listas las rodajas de berenjena, ves sacándolas y colocando en un plato con papel absorbente para que dejen el exceso de grasa.
  5. Ahora rehoga en el mismo aceite de las berenjenas las tiras de cebolleta (unos 2 minutos por cada lado).
  6. Monta la fuente/ensaladera (o plato individual) repartiendo y colocando armoniosamente todos los ingredientes y rociando por encima con el aliño.

Sugerencias/Trucos:  La berenjena no la pongo nunca en sal (como es costumbre en muchos hogares y restaurantes) porque – desde mi modesto punto de vista  y según mi experiencia – sinceramente, NO lo creo necesario. La berenjena tiene el sabor que tiene y ya está. ¿Acaso ponemos en sal las alcachofas? (que también tiene un ligero toque amargo). Pero vamos, que si acostumbras a hacerlo, hazlo y punto.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.