Lubina al horno

Lubina al horno: Un clásico entre los clásicos, pero una forma de preparar este pescado que nunca pasa de moda y con la que tienes el éxito asegurado. Es una receta que, pese a ser muy sencilla resulta ideal para celebraciones y días festivos, ya que – aparte de saludable – resulta muy sabrosa, permitiéndonos disfrutar (y mucho) de este nutritivo pescado. Es un plato bastante completo por lo que no requerirá un gran entrante. Yo suelo acompañarlo de una ensalada o una crema/sopa, según temporada. La lubina es un pescado blanco, muy bajo en grasas, por lo que es una buena opción para mantener una dieta equilibrada. Además, los de piscifactoría resultan bastante económicos. La lubina posee una gran cantidad de proteínas de buena calidad, un bajo aporte calórico y además tienen vitaminas del grupo B y minerales tan importantes como hierro, calcio, fósforo, cobre y yodo.

Un consejo: Si no encuentras lubina, esta forma de prepararlo también te quedará muy rica con: dorada, besugo, merluza o rodaballo.

Datos de preparación

Tiempo: SÓLO 40 minutos
Dificultad: Baja
Coste/ ración aprox.: 2

Índices de salud

Rico en: hidr.de carbono, proteínas y vitaminas
Valor calórico: Medio
Tasa colesterol: Baja

VER PASO A PASO

Lubina al horno, ingredientes para 2/3 personas

1-2 lubinas frescas de 700g. aprox. (o 2-3 de 350g. cada una)
3-4 patatas
2 cebollas
1 ramita de perejil
1 vaso de vino blanco
Sal
Pimienta negra molida
2-3 cuch. soperas de aceite de oliva

Lubina al horno, preparación paso a paso

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Pon el horno a calentar a 190º en posición arriba y abajo. Mientras, pela y corta en finas rodajas las patatas y las cebollas.
  2. Disponlas en la fuente de horno. Salpimenta y rocía con un par de cucharadas de aceite de oliva y la mitad del vino blanco. Remueve un poco para que se mezclen bien los ingredientes
  3. Mete en el horno – a media altura – y cuece durante unos 10 minutos (o cuando veas las patatas y la cebolla semi cocidas). Remueve de vez en cuando, para que se haga todo uniformemente (haz este paso con cuidado para que no se rompan las patatas) .
  4. Salpimenta el pescado y pica el perejil (ver tip aqui de cómo picarlo muy fácilmente). Pasado el tiempo de las patatas, introduce en la fuente la lubina. Rocía con el resto del aceite y del vino blanco.
  5. Vuelve a meter la fuente en el horno durante 15-20 minutos más. Cuando falten 5 minutos para que acabe su cocción, abre y espolvorea con el perejil picado. Apaga el horno, deja reposar dentro unos instantes y sirve

Sugerencias/Trucos:  Pide a tu pescader@ que te de el pescado totalmente limpio, es decir, sin tripas, escamas ni aletas.
– Yo nunca le hago cortes en el lomo del pescado para que no se escapen los jugos de su interior, de este modo, la carne queda más jugosa.
– Un truco:
cuando quiero saber si el pescado está en su punto, me fijo en su piel. Cuando ésta empieza a hincharse (porque se separa de la carne) el pescado  está listo y se puede apagar.
– Yo le pongo bastante cebolla y patata a los pescados al horno porque en casa nos gusta tanto como el pescado, ya que queda muy gustosa. Pon la proporción de patatas/cebolla a tu gusto y el de tu familia.

– Esta misma preparación también puedes hacerla con otros pescados como la dorada o la merluza.
– Si quieres puedes añadirle más hierbas aromáticas, como por ejemplo: tomillo o romero.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

2 comentarios de “Lubina al horno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.