Lunes, martes, miércoles..

Lunes, martes, miércoles..: Hace 5 años, justo antes de empezar con este blog (por eso recuerdo con exactitud los años que hace) un día, en el supermercado vi una pareja que hacia su compra de toda la semana de una manera muy peculiar. Normal ¿no? Tú, yo, todos la hacemos ¿verdad?. Si, hasta aqui todo parece normal….

Pero sigue leyendo, verás.

Bueno pues el tema – como puedes imaginar – no queda ahi. ¿Sabes dónde estaban haciendo la compra de la semana?. Pues lo lógico hubiera sido que hubieran recorrido todos y cada uno de los pasillos de súper, buscando sus ingredientes para reponer su fondo de despensa……pero no, estaban haciendo la compra ¡en la nevera de los platos preparados! esos que son para “calentar y comer”.

Lunes, martes, miércoles…. iban diciendo, mientras alargaban el brazo y cogían la bandeja de aluminio “de turno”.

Por supuesto, es una compra rápida, es comida rápida de hacer (como que no hay que hacer nada, tan sólo hay que recalentar), no ensucias nada (si te lo calientas y te lo comes en la misma bandeja en la que viene..). Pero, comer asi ¿es saludable? me preguntaba yo al ver tan curiosa actitud de la pareja. ¿Saben lo que se van a “meter” entre pecho y espalda (como suele decirse)?

“Pues perdona que te diga pero, pero si haces igual que la parejita del supermercado,
eres un/a inconsciente”.

Si claro – me dirás –  el etiquetado indica los ingredientes pero ¿son todos los que están? ¿están todos los que deben estar? ¿cómo están cocinados esos ingredientes? ¿están preparados de forma realmente higiénica? ¿sabes si el operario ha ido al baño y se ha lavado las manos? o si el aceite en el que han frito el pollo, las croquetas o lo que sea, llevaba más frituras hechas de las aconsejables? Me acordaba de alguno de los episodios de “Pesadilla en la cocina” y la batería de preguntas que me venían a la cabeza era interminable. Lo que estaba claro es que ellos, la pareja que estaba comprando esos platos preparados, ¡no se hicieron ni una!

¿Sabe “la parejita” que hay formas de comer que están a medio camino del “alargar el brazo en la nevera del super” y estar 3 horas en los fogones de la cocina de casa? Esa fue mi última reflexión y la que me llevó a promulgar mi técnica de cocinar en poco tiempo, pero haciéndomelo yo misma, para saber cómo está cocinado lo que me como cada día. Tengo más que comprobado que se puede comer bien sin eternizarse en la cocina y que, en la vida, a todo hay que encontrarle su justa proporcionalidad.

No tengo nada en contra de las personas que recurren a comidas preparadas, pizzas que te llegan a casa por medio de un motorista, de las hamburgueserías tipo McDonalds, y a lo mejor, tú – que me estás leyendo – eres una de ellas.

“Llenarse el estómago
no es lo mismo que alimentarse”

En ese caso, déjame que te haga una pregunta:

¿te has preguntado alguna vez si comer asi es saludable?. Ah! ya…no tienes tiempo, ni ganas y, hoy por hoy, no te preocupa pensar en si lo que comes es bueno o malo para tu salud. Pues perdona que te diga pero, igual que la parejita del supermercado, eres una inconsciente.

Porque, comer asi, no es comer bien. Llenarse el estómago no es lo mismo que alimentarse y, en base a ese principio, creé el SERVICIO DE AYUDANTE DE COCINA ONLINE  para personas que no tienen tiempo para cocinar, ni para organizarse las comidas de la semana mediante un simple Plan Semanal.

¿Cuál es ese primer paso que hay que dar para hacer un Plan Semanal?

Partiendo de la base de que la clave de nuestra cocina es la despensa (y entiéndase por “despensa” además del mueble-armarito, el frigorífico y el congelador) lo primero que tendremos que tener presente a la hora de planificarnos es saber qué tenemos en casa, y eso es tan sencillo como dedicar unos minutos a revisar nuestra despensa ya que, revisándola a fondo, evitaremos que se nos estropeen o se nos caduquen los alimentos que tengamos en ella. Sabiendo lo que tenemos, podremos hacer un Plan Semanal perfecto para dar salida a todos esos ingredientes que tengamos en fase crítica, o sea, a punto de caducar y/o estropearse.

¿Tienes un bote de garbanzos abierto en el frigorífico? ¿una lata en la despensa a punto de caducar? ¿unos tomates, un pepino y una cebolleta en el frigorífico que se están volviendo algo “pochos”?. Pues planifícate, para preparar – lo antes posible – una estupenda y nutritiva ensalada de legumbres. Y procede de esta misma manera con todas las cosas que tengas en esa situación.

“Ir a la compra con una lista en condiciones,
no sólo te ahorrará dinero sino también un tiempo precioso”

Lógicamente, no vamos a hacer todo el Plan Semanal bajo ese mismo criterio. Habrá comidas y/o cenas que, para prepararlas, tendremos que comprar expresamente los ingredientes que necesitemos. Pero es esencial tener en cuenta que, a la hora de prever nuestras comidas, hay que “sacar” primero lo que tenemos en casa. Ya sabes, “dejar salir antes de entrar”.

Y eso es lo 1º que aconsejo sobre todo si no quieres malgastar tu dinero y tener que tirar comida a la basura.

Ir a la compra con una lista en condiciones, bien pensada y sabiendo lo que necesitas (y lo que no necesitas) comprar, no sólo te ahorrará dinero sino también un tiempo precioso del que no siempre se dispone.

“Los MENÚS PLIS PLAS son flexibles, personalizables
y se adaptan al tiempo que cada uno/a tiene para cocinar”

Y los usuarios de los MENUS PLIS PLAS lo saben y lo aplican y están encantados con el resultado, porque todo y que reciben cada semana mi planificación con todos los Menús, en cada una de las 3 recetas que lo componen siempre les sugiero que si tienen ingredientes por gastar, los utilicen. Para ello, les facilito sugerencias y alternativas porque los Menús de mi Plan Semanal son recomendaciones para ayudarles, pero pueden sustituir los platos que crean conveniente por el que prefieran de su recetario particular si asi lo desea, o por cualquiera otro Menú que quieran elegir de los más de 350 Menús que tienen a su alcance.

Porque… ayudar si, obligar, no.

Los MENÚS PLIS PLAS son flexibles, personalizables y se adaptan al tiempo que cada uno/a tiene para cocinar, por eso son cientos las personas que ya disfrutan de ellos.

En nuestro Plan Semanal, cada semana, diferentes y nuevos Menús 

Cocinar variado, rico y sin dedicarle mucho tiempo, es un reto que hay que afrontar cada día de la semana, todas las semanas del año. Tener que pensar cada día en ello, aparte de que es un aburrimiento, el estrés que produce solo sabe el/la que lo padece.

“La solución:
Un Plan Semanal a base de Menús rápidos”

Poder contar con tener esta tarea resuelta, sabiendo lo que vas a poner en tu mesa a la hora de la comida y de la cena, es un alivio que mucho/as ya disfrutan porque ya están abonados/as a PLATOS PLIS PLAS (por una pequeñísima cuota mensual)  y reciben – en su mail – todos los viernes del año la planificación de sus comidas para toda la semana.

Comidas que se renuevan semanalmente, debido al incremento de Menús nuevos que se crean constantemente.

Una planificación semanal a base de Menús rápidos (compuestos de 3 platos), creados para que puedan hacerse sin ningún problema los días laborables y otros muchos deliciosos platos para la hora de la cena y otras situaciones que se presentan en la cocina: picoteo, pereza, aperitivos, etc.

Además, con la planificación semanal, también tendrás:

1.- Acceso a la útil guía de la despensa
2.- La plantilla en formato pdf con el Plan Semanal para ponerlo en la puerta del frigorífico
3.- Todo el asesoramiento y la ayuda que necesites para resolver tus dudas y/o problemas en la cocina

Fondo de despensa

PDF de la Semana

¿Necesitas ayuda?

Porque, en definitiva:
Pensamos, planificamos y resolvemos para que tu vivas más tranquilo/a.

Plan Semanal = Equilibrio nutricional 

Pero como no solo de tranquilidad vive la mujer/el hombre, nuestro Plan Semanal vela por tu salud ya que, en la creación de todos nuestros Menús, tenemos en cuenta que, a lo largo de la semana, se ingieran todos los nutrientes que nuestro organismo necesita de forma equilibrada: proteína animal (carne, pescado, huevo, lácteo, etc.) y vegetal (legumbre, etc) hidratos de carbono (pasta, patata, etc.), minerales (verduras, hortalizas, etc.), vitaminas (frutas, verduras, etc.) y grasas saludables (frutos secos, aceite de oliva, etc).

Siguiendo – siempre – las pautas y recomendaciones de la Dieta Mediterránea y de la Organización Mundial de la Salud.

“Obsequia a tu familia, una experiencia gastronómica única…
¡sin pasarte la mañana cocinando! “

Plan Semanal = Experiencia de sabores, olores y texturas 

Como he comentado anteriormente, los Menús de nuestro Plan Semanal están pensados y creados especialmente para que se puedan preparar los días entre semana que es cuando de menos tiempo disponemos.

Pero no solo cumplen esa misión, ya que los 3 platos que componen cada uno de ellos están debidamente combinados para que – cada día – pongas en tu mesa un festival de sabores, olores y texturas y puedas obsequiarte y obsequiar a tu familia, una experiencia gastronómica única… ¡sin pasarte la mañana cocinando!.

INFÓRMATE AHORA para saber como ACCEDER a:

  • Más de 350 MENUS PLIS PLAS (compuestos de entrante, plato principal y postre), organizados para cocinarlos en el tiempo que tú eliges.
  • Al RECETARIO base de Platos Plis Plas con más de 800 recetas de todas las categorías (carne, pescado, pastas y arroces, verduras, ensaladas, postres, etc.).
  • Y a PLATOS ESPECIALES especiales para ocasiones especiales, para cuando no tienes ganas de cocinar o para cuando te faltan ideas, por ejemplo, para cenar.
+info

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.