Mageirocofobia

Mageirocofobia

Es el nombre técnico/médico, pero yo le llamo “cocinafobia”, es decir, una fobia de las más raras que existen y que se define como un miedo irracional, anormal, injustificado, extraño y persistente a la cocina, tanto a cocinar como a preparar alimentos. Se llama mageirocofobia que viene de los griegos mageirokos palabra que significa “persona experta en la cocina”.

La mageirocofobia es más común de lo que creemos

y es considerada enfermedad o fobia cuando el miedo es severo y modifica nuestro quehacer diario. En los años que llevo dedicada a esta  tarea, hablando con gente de todo tipo  y condición, me he encontrado casos realmente alarmantes: desde aquella persona de la 3ª edad que, por haberse visto obligada desde muy jovencita a cocinar deseaba con toda su alma “echar un tabique a la cocina” porque entrar en ella le causaba horror, terror y pavor, pasando por la directora de una entidad bancaria que me contaba que antes de tener que ponerse a cocinar, prefería comerse un paquete de “donettes” y eso era lo que comía día si y día también, hasta la dependienta de un supermercado que, cuando llegaba cansada a su casa, le daba tanta rabia y horror cocinar que, entre comer o irse a la cama, prefería dormir….. así se le pasaba el hambre (según ella)!.

Y para caso alarmante el de una familiar que, aún no trabajando fuera del hogar, no entraba a la cocina ni por equivocación. Ella comía en casa de su madre, el marido en el trabajo (era comercial), los fines de semana en el restaurante y cuando tuvo la cría, ésta sólo comía jamón serrano. Eso sí, renovaba la cocina ¡¡casi cada 2 años!! jajaja

“La mageirocofobia es un trastorno que puede ser muy debilitante y
potencialmente conducir a una alimentación poco saludable”

Y, para rematar las anécdotas, están l@s que le echan la culpa “a la falta de tiempo”  para no cocinar. Como si para comer bien, hiciera falta dedicarle más de 20 o 30 minutos diarios!!.

Y para muestra un botón: estas Alubias con chorizo que ves en la foto del inicio del post, tienen una pinta estupenda, verdad? Dirías que en ponerlo en la mesa he tardado 10 minutos? Pues si, ese ha sido el tiempo de preparación de este nutritivo y completo plato.

En definitiva, la mageirocofobia es un trastorno que puede ser muy debilitante y potencialmente conducir a una alimentación poco saludable. La enfermedad puede derivar en desordenes de ansiedad o en depresión, llegando a ser incluso devastadora psicológica y emocionalmente para quienes la padecen.

Pero esta enfermedad, afortunadamente tiene cura, pues además de medicación hay terapias psicológicas muy efectivas.

Much@s de nosotr@s  tenemos fobias.

Sin ir más lejos, yo misma tengo fobia a las alturas y a determinados insectos y roedores.

Pero, si tú que estás leyendo esto,  sufres un miedo aterrador a cocinar y los fogones te producen urticaria o sabes de alguien que se encuentra en esta situación, no te preocupes, he aquí algunos consejos:

1.- Pégate a alguien que sepa
2.- Empieza con cosas fáciles, no te compliques
3.- Convierte cocinar en algo agradable, buena música, algo de beber
4.- Lee artículos que te demuestren que, cocinar no es tan dificil y que hay sistemas y métodos, que te enseñan a cocinar dedicándole muy poquito tiempo a la cocina, como mi Método Plis Plas 
5.-
Déjate asesorar y ayudar por mi Servicio PREMIUM, que te facilitará y liberará de la tarea de pensar en la cocina y cocinar.

¡¡Al menos, inténtalo!! 

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.