Melocotones al vino blanco

Melocotones al vino blanco: El melocotón es una fruta propia de la temporada de verano. Es muy nutritivo y muy bajo en calorías, tiene mucha fibra y contribuye a la eliminación de líquidos por lo que su consumo está indicado en dietas de control de peso. Y porque este postre lleve vino no te preocupes. Ya que – según los expertos –  “un gramo de alcohol tiene unas 7 calorías, así es que si evaporas un gramo de alcohol  te ahorras esas 7 calorías y, si pones una tapa a la cazuela cuando preparas un guiso que lleva alcohol, el contenido en alcohol se reduce significativamente”.

Conclusión: pon una tapa a la cazuela si cocinas con alcohol y estarás controlando las calorías.

Asi que ya ves ¡a disfrútarlo!

Un consejo: Este postre puedes tomarlo también como cena ligera o tentempié.

Datos de preparación

Tiempo: SÓLO 15 minutos
Dificultad: Baja
Coste/ ración aprox.: 0,50

Índices de salud

Rico en: vitaminas y minerales
Valor calórico: Bajo
Tasa colesterol: Baja

Utensilios, sólo necesitas

Cazuela pequeña con tapa
Pelador de frutas
Cuchillo de puntilla

Melocotones al vino blanco, ingredientes para 2/3 personas

2-3 melocotones amarillos (melocotón de viña)
Medio litro de vino blanco seco (aprox.)
1 rama de canela
anís estrellado
Endulzante al gusto (estevia, sacarina, sirope de agave..etc.)

Melocotones al vino blanco, preparación paso a paso

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Pela y trocea los melocotones. Pon en la cazuela el melocotón troceado, el anís estrellado y la rama de canela.
  2. Cubre con el vino y ponlo en el fuego – a nivel medio – tapado hasta que arranque a hervir.
  3. Cuando veas que va a empezar a hervir, baja el fuego y cuece  – también tapado – durante 10 minutos.
  4. Pasado este tiempo, añade el endulzante que prefieras, remueve y deja enfriar en la misma cazuela.
  5. Cuando esté casi frío, mete en el frigorífico hasta la hora de servirlo.

Sugerencias/Trucos: Utiliza el vino que tengas pero que sea de una calidad media-alta ya que, en ello, también va el resultado final y el éxito del postre.
– Si no te gusta la canela o no tienes, también le queda muy bien 1 vaina de vainilla.
– En el caso de que uses fructosa como endulzante, échala en el paso 1
– Si desconoces la  cantidad que debes emplear para sustituir el azúcar por stevia, (u otro endulzante) te recomiendo que leas este post “Como reemplazar el azúcar por stevia”

 

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.