Mermelada de higos

Mermelada de higos: Los higos me encantan, bueno, de hecho me tienen robado el corazón y, como esta temporada me ha dado por las mermeladas hechas en casa, además de tomarlos tal cual o con jamón (le va perfecto) pues me he puesto manos a la obra y he preparado esta mermelada. Todo y que las mermeladas suelen llevar tiempo prepararlas, yo he descubierto la fórmula para que no me lleven mucho tiempo y como siempre en mi estilo de cocina, prepararla en 1 plis plas..jaja. Asi pues, verás en qué poco tiempo vas a poder preparar esta deliciosa mermelada (siempre que sea temporada de higos, claro está). Pruébala ¡y disfruta, al menos tanto como yo!

Un consejo: Como he comentado en otras recetas de mermelada, cuando pensamos en mermelada, inevitablemente nos viene a la cabeza la hora del desayuno, con su pan tostado y su mantequilla. Este es sin duda, un buen momento para disfrutar de la mermelada de higos, pero también podemos tomarla con galletas, yogur natural, queso fresco, requesón…o cualquier cosa que se te ocurra. Esta, por ejemplo, va muy bien para acompañar una buena tabla de quesos.
¡Imaginación al poder!

Datos de preparación

Tiempo: SÓLO 20 minutos
Dificultad: Baja
Coste/ unid.aprox.: 0

Índices de salud

Rico en: vitaminas y fibra
Valor calórico: Medio
Tasa colesterol: Baja

Utensilios, sólo necesitas

Cazuela baja
Brazo eléctrico (túrmix)

Mermelada de higos, ingredientes

600g. de higos
1 cuch.sopera de azúcar
Zumo de medio limón

Los campos marcados con un * son requeridos

Mermelada de higos, preparación paso a paso

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Pela los higos y ponlos en una cazuela (preferentemente baja), junto con el zumo de limón y el azúcar.
  2. Lleva la cazuela al fuego, agrega un vaso pequeño de agua y remueve para mezclar bien.
  3. Cuece a  fuego, medio-bajo, durante 15 minutos, removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Con ayuda de una cuchara, retira el poco de espuma que va saliendo e incluso algunas semillas que van subiendo a la superficie. Pasado el tiempo de cocción, apaga el fuego y tritura.
  4. Reparte el contenido – aun caliente – en tarros de vidrio, limpios y secos, que tengan tapa. Ponlos boca abajo y déjalos asi hasta que estén totalmente fríos.
  5. Cuando estén fríos, guardalos en la despensa (en sitio seco y oscuro) o el frigorífico hasta el momento de consumirla (sobre todo a partir de que abras el bote por primera vez)

Sugerencias/Trucos: En el paso 3, si te gusta encontrarte trozos de fruta, tritura poco o directamente no tritures porque el higo se deshace bastante con la cocción.
– Si al pelar los higos te queda algún resto de piel (sobre todo pasa en los que están muuy maduros) no te preocupes. Ponlos con ese poco de piel. 
– Como puedes ver, yo no lo he hecho el habitual baño Maria, pero no te preocupes por su conservación, el azúcar y el limón actúan como conservantes naturales. Además, 
al poner los botes boca abajo hasta que estén fríos, se produce – de manera natural-  el efecto vacío, con lo cual, el cerrado queda totalmente hermético y seguro. Cuando lo abras por 1º vez, oirás el “pop” típico de todos los envases cerrados al vacio. 
– También puedes congelarla e ir sacando los botes del congelador según vayas necesitando. ¡Queda perfecta!
– Si te gustan las mermeladas muy dulces, puedes echarle más azúcar. En mi caso, como no me gusta abusar de ella, sólo le he puesto 1 cucharada sopera para 600g. de higos. Ten en cuenta que los higos ya de por si son muy dulces. Sobre todo si, como en mi caso, están muy maduros.
– Para triturarla, en esta ocasión he utilizado el brazo eléctrico (túrmix) porque no quería que quedara la mermelada muy fina. Pero también puedes hacerlo en batidora de vaso americano. Ambas son adecuadas.
– La cantidad de mermelada que sale es la de los botes que ves en la foto pequeña de abajo.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.