Ostras al limón

Ostras al limón

Ostras al limón

Las ostras están consideradas como uno de los mariscos comestibles más apreciados. Es un plato que, aunque parezca fácil de preparar porque a poco que le pongas luce mucho, la técnica para abrirlas requiere destreza y experiencia, por eso lo mejor es que las compres abiertas.

Aunque parezcan un producto «gourmet» y destinadas solo a paladares selectos, hoy dia la ostra es un ingrediente bastante más popular debido a que es algo más asequible que años atrás (sobre todo la denominada «portuguesa»)  y, a que cada zona tiene la suya: Galicia, Cataluña, Levante, Andalucia…

No obstante, sea cual sea la de tu zona, procura que – cuando las compres –  tengan un aroma fresco y un sabor que recuerde al mar.

Un consejo: Por si te interesa conocer más a fondo el mundo de las ostras, te dejo a mano este artículo. Clica aqui.

Datos de preparación

Tiempo: SÓLO 10 minutos
Dificultad: Baja
Coste/ unid. aprox.: 1,50

Índices de salud

Rico en: proteinas, vitaminas y minerales 
Valor calórico: Bajo
Tasa colesterol: Baja

Utensilios, sólo necesitas

Tabla de cortar
Cuchillo cebollero

Ostras al limón, ingredientes para 4 personas

20-24 ostras
Hielo picado
1 ramita de perejil
1 limón
Pimienta negra molida

¿En qué puedo ayudarte?

Consúltame

Ostras al limón, preparación paso a paso

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Cubre con hielo picado, toda la base de la fuente donde vayas a servir las ostras.
  2. Distribuye por encima, armoniosamente las ostras colocadas boca arriba.
  3. Espolvorea con pimienta y añade unas gotas de limón.
  4. Decora con un poco de perejil, unos trozos de limón y sirve.

Ostras al limón, sugerencias/trucos:

Pide en tu pescadería que te den las ostras ya abiertas, pues son bastante difíciles de abrir, sobre todo cuando no se tiene experiencia. Asegúrate de la calidad y frescura de las ostras antes de comprarlas.

Si no te lo hacen o no pueden hacértelo, procede de la siguiente manera:  lava bien las ostras y ábrelas utilizando un cuchillo de puntilla. Introdúcelo por la parte de atrás de cada molusco, deslizando el cuchillo por toda la ostra. Sobre todo, ten mucha precaución al hacerlo ya que, tanto con la concha de la ostra como con el cuchillo, te puedes llevar algún corte.

– En el caso de que, al abrirlas, alguna de ellas huela mal, deséchala.

– Normalmente, se calculan unas 5-6 unidades por comensal.

– Mantenlas siempre en el frigorífico hasta la hora de servirlas.

– Para hacerlas aún más elegantes y festivas, si quieres puedes salpicar cada ostra con una pizca de “huevas de caviar”.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.