Panellets

Panellets: Los panellets son un dulce típico de Cataluña, Valencia, Aragón y Baleares, que – por lo general – se preparan para la fiesta de Todos los Santos. Son dulces de una textura esponjosa y recubiertos por una capa de huevo batido y de piñones y otras coberturas (granito de almendra, coco rallado, etc.) y cuya base es una masa se prepara con almendra cruda molida, huevo, azúcar y cáscara de limón rallada (conocida como mazapán). Son muy energéticos, asi que te recomiendo tomarlos con prudencia… si eres capaz jajaja porque están taaan ricos que ya te digo yo que va a ser dificil.

Un consejo: Ideal para tomar con el café de la sobremesa, con una copa de buen cava o, como manda la tradición – al menos en Cataluña –  con una copa de buen vino dulce, Moscatel (o rancio)

Datos de preparación

Tiempo: SÓLO 25 minutos + reposo masa
Dificultad: Baja
Coste/ unid.  aprox.: 0,28

Índices de salud

Rico en: azúcares y proteínas
Valor calórico: Alto
Tasa colesterol: Media

Panellets, ingredientes para 40 unidades:

375g. de harina de almendra
375g. de azúcar
ralladura de 1 limón
1 boniato (de aprox. 125g.)
2 huevos
100g. de piñones
100g. de coco rallado
100g. de granillo de almendra
Fruta escarchada (confitada) al gusto

Los campos marcados con un * son requeridos

Panellets, preparación paso a paso:

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Cuece el boniato (sin pelar) en el microondas (en un estuche de silicona son 3 minutos, pinchándolo con un palo de brocheta y poniéndole 2 cucharada sopera de agua). Déjalo entibiar, pela y hazlo puré con la ayuda de un tenedor.
  2. En un bol, pon la harina de almendra, el azúcar y la ralladura del limón. Mezcla bien estos 3 ingredientes.
  3. Añade el puré de boniato y 1 huevo batido. Amasa bien con las 2 manos, como si estuvieras estrujando la masa (esta maniobra debe durar hasta que casi dejes de notar el azúcar)
  4. Haz una bola, envuelve en papel film y deja reposar 24 horas en el frigorífico.

Al día siguiente: Un par de horas antes de hacer los panellets, saca la masa del frigorífico.

  1. Enciende el horno a 250º  posición arriba y abajo.
  2. Mientras, haz un cilindro (un rulo) con la masa de unos 6 cm. de diámetro y divide en tantas partes como sabores quieras dar a tus panellets.
  3. Haz rodar sobre el mármol de la cocina cada uno de los rulos de masa (mazapán) estirándolo, hasta conseguir que tenga unos 2 cms. de grosor.
  4. Corta como si fueran croquetas y luego, haces bolas (los de piñones y fruta escarchada van en forma redonda) los de granillo de almendra, llevan la forma de croqueta y los de coco, partiendo del formato bola, se le hace un pellizco arriba para que salga el típico pico de esta variedad.
  5. Bate el otro huevo en un plato y pasa primero por ahí las distintas piezas de mazapán y, después rebózalo en las distintas variedades de cobertura (piñones, granillo de almendra, coco o de colocarle un trozo de fruta escarchada, presionando ligeramente sobre la bola de mazapán).
  6. Ve colocándolas en la placa de horno, en la que previamente habrás puesto una hoja de papel sulfurizado.
  7. Coloca ordenadamente todos los panellets e introduce la placa en el horno, a media altura durante 5-6 minutos (o hasta que los veas dorados a tu gusto). Deja enfriar, ponlos en una fuente y sirve

 Sugerencias/Trucos:  El paso 2 yo he dividido el rulo en 4 partes porque le he dado 4 sabores distintos.
– Si el boniato lo quieres cocer al fuego, en una cazuela, te llevará unos 10 minutos. Ten en cuenta que debe estar bien cocido para que, al hacerlo puré no esté duro.
– A la hora de rebozar los panellets en el granillo de almendra y en los piñones, verás que se resisten un poco a quedarse pegados. Aprieta (ligeramente, para no deformarlos) con las 2 manos para que se adhieran.
– Si no tienes boniato, puedes ponerle en su lugar, patata. Pero el boniato le da mejor color a la masa.
– No te pases con el tiempo de cocción, pues de lo contrario se te quedarán secos y duros.
– Otros sabores que se les suele dar a los panellets son: de café, de membrillo, pistacho, etc.
– Este postre permite la congelación perfectamente. Ponlos en un táper y congela con la total tranquilidad de que, cuando quieras comerlos estarán igual de deliciosos que recién hechos.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.