Pastel de remolacha y ricotta

Pastel de remolacha y ricotta

Pastel de remolacha y ricotta: Vistosa receta para un entrante con pocos ingredientes pero los suficientes, bien elegidos y que combinan muy bien entre si. La ricotta es un queso fresco italiano, muy parecido – en apariencia – al requesón, pero algo diferente en sabor, pues el ricotta italiano está hecho de suero de leche escurrido durante la producción de la mozzarella y el queso provolone. Tiene un sabor ligeramente dulce, firme y desmenuzable con una textura húmeda. Mientras que el requesón es similar a la cuajada y húmedo en la textura y es de sabor suave porque la cuajada se lava para eliminar la acidez. El requesón es elaborado con leche pasteurizada descremada, parcialmente descremada o entera de vaca. Aparte de la ricotta, he utilizado remolacha (la mayoría de las veces consumida en ensalada) que he comprado ya cocida y envasada al vacío para ahorrarme usar y lavar cacharros, tiempo y consumo eléctrico que me habría llevado su cocción.

Un consejo: Si no encuentras el queso ricotta (no es difícil de encontrar, suele haber en muchos supermercados, digamos, normales) o tienes en casa requesón, utilízalo tranquilamente.

Datos de preparación

Tiempo: 30 minutos
Dificultad: Baja
Coste/ ración aprox.: 1€

Índices de salud

Rico en: Hidr.de carbono, hierro y vitamina C
Valor calórico: Alto
Tasa colesterol: Media

Utensilios, solo necesitas

Horno
Molde para horno (20cm)
Tabla de cortar
Cuchillo cebollero
Bol mezclador mediano

VER PASO A PASO

Pastel de remolacha y ricotta, ingredientes para 4 personas

1 paquete de masa brisa (quebrada)
2-3 remolachas cocidas
250gr.de queso ricotta
3 huevos
1 ramita de perejil (o cilantro)
sal y pimienta

Pastel de remolacha y ricotta, preparación paso a paso

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Pon el horno a calentar a 180º posición arriba y abajo. Mientras, corta a rodajas de 1cm. la remolacha y pica el perejil (ver tip aqui de cómo picar perejil de una forma rápida y fácil). Desenrolla la masa brisa y forra el molde con ella, dejando el papel con el que viene. Pincha con 1 tenedor.
  2. Echa los huevos en un bol, salpimenta y bátelos enérgicamente. Incorpora el queso y mezcla bien. Añade el perejil picado y vuelve a mezclar. Reserva
  3. Coloca la mitad de las rodajas de remolacha sobre la masa, cubre con la mezcla del bol y termina con otra capa de remolacha.
  4. Mete en el horno y cuece durante 20 minutos. Pasado este tiempo, emplata, decora y sirve (se puede tomar tibia o fría)

Sugerencias/Trucos: La remolacha pueden encontrarse fácilmente ya cocida y envasada al vacío, lo que nos supone un importante ahorro de tiempo.
– Aprovecha el tiempo de horneado, para preparar el plato de acompañamiento que hayas elegido o bien, un postre.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.