Patatas a la gallega

Patatas a la gallega: Estas patatas tan sencillas, son una forma muy rápida y sabrosa de acompañar cualquier plato de carne o pescado. Incluso, os las recomiendo como aperitivo, como si de una especie de patatas bravas se tratara 😉 A lo mejor os extraña que las cueza en el microondas y con piel. Pero la razón es muy simple (aparte claro está del tiempo que nos ahorramos al no tener que pelarlas): al cocerlas, las vitaminas y minerales hidrosolubles, como las vitaminas del grupo B, la vitamina C y el potasio, se desprenden de las patatas y pasan al agua de cocción.

Cocer las patatas con piel (aunque luego vayan a pelarse para comerlas) reduce notablemente esta pérdida de nutrientes. Aunque el contenido de grasas de las patatas es muy bajo, los platos preparados con ellas pueden ser ricos en calorías si se añade grasa durante su preparación.

Por ejemplo, es el caso de las patatas fritas, así que, preparadas de esta forma, aparte de rápidas, resultan mucho más ligeras y saludables. Pruébalas así, te aseguro que las harás muy a menudo 😀

Un consejo: Para hacerlas asi, tienen que ser – inevitablemente – patatas Monalisa o las llamadas «patatas nuevas» que son las de piel fina y clara.

Datos de preparación

Tiempo: SÓLO 8 minutos
Dificultad: Baja
Coste/ ración aprox.: 0,25

Índices de salud

Rico en: hidr.de carbono, fibra y vitaminas
Valor calórico: Medio
Tasa colesterol: Baja

Utensilios, solo necesitas

Microondas
Tapadera apta para microondas
Cuchillo cebollero
Tabla de cortar

Patatas a la gallega, ingredientes para 2/3 personas

2-3 patatas medianas (Monalisa, las de piel blanca y fina)
1 diente de ajo
1 cuch. pequeña de pimentón (dulce o picante, a tu gusto)
Sal en escamas (tipo Maldón)
2 cuch. soperas de aceite de oliva

Patatas a la gallega, preparación paso a paso

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Lava bien las patatas (enteras).Córtalas en gajos no muy gruesos y ponlos en una fuente que pueda ir al microondas.
  2. Pela y pica el diente de ajo y échalo por encima de las patatas. Rocía con 1 cucharada sopera de aceite
  3. Mete en el microondas y cuece tapado – a máxima potencia – durante 3 minutos.
  4. Pasado este tiempo, cuece otros 4 minutos, esta vez sin tapar.
  5. Pínchalas antes de dar por acabada la cocción. Si están a tu gusto, espolvorea con el pimentón, la sal en escamas y un hilo de aceite de oliva. Sirve.

Sugerencias/Trucos: Cuando laves las patatas, hazlo a conciencia para no dejar ni rastro de tierra en la piel.
– Lógicamente, la piel puede comerse, no obstante si no es de tu agrado, una vez la tienes en el plato es fácil de retirarla.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.