Patatas fritas crujientes

Patatas fritas crujientes: Si te gustan las patatas, seguro que te gustan muucho y eres de las/los que las comería a todas horas, a que si? Pues entonces seguro que quieres aprender a hacerlas lo mejor y más crujientes posible. ¿Me equivoco?

Para hacer unas ricas patatas fritas crujientes, hazlo de la siguiente manera:

  1. Una vez peladas, lavadas y cortadas a tu gusto (a bastones, dados, rodajas, gajos, etc), ponlas en agua fría (si puede ser, ponle cubitos de hielo) durante unos 15 minutos, a fin de que suelten el almidón.
  2. Pasado este tiempo, escúrrelas bien para que suelten todo el agua, incluso sécalas con un trapo de cocina limpio, papel absorbente o pásalas por la centrifugadora de verduras (si tienes).
  3. Fríelas en abundante aceite (oliva o girasol, al gusto, aunque preferentemente mejor de oliva) y no mucha cantidad a la vez.
  4. Una vez están fritas, ponlas en una fuente sobre papel absorbente para que «chupe» el exceso de aceite. Entonces será el momento de echarles la sal y servirlas. Tendrás unas deliciosas patatas fritas extra crujientes y… ¡sueltecitas!

Bueno, pues si te ha gustado este truco y quieres recibir todas mis publicaciones en tu mail,
te invito a que te suscribas a mi blog. 

SUSCRIBETE AQUI  

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.