Spaghetti con albondiguillas

Spaghetti con albondiguillas: Cocinar la pasta de esta manera que suelo hacer yo, es muy interesante y no lo sabrás hasta que no lo pruebes, te lo garantizo. Desde que descubrí sus ventajas, siempre utilizo el sistema “one pot pasta”, o lo que es lo mismo, cocinar todos los ingredientes en una sola y única cazuela, sin tener que hervir la pasta aparte, escurrirla, freír el tomate (o la salsa que sea, vaya) …… y todo lo que ya sabes que implica cocinar pasta. El resultado no sólo es espectacular y delicioso, si no que la haces en un plis plas y, al acabar, sólo tienes que fregar un cacharro. ¿Cómo se te queda el cuerpo?.
Ya sabes: “Dedícale el tiempo a la cocina y lúcete como si hubieras estado horas cocinando”

Un consejo: La pasta cocinada de este modo, es mucho más saciante que si la hierves aparte. Tenlo en cuenta a la hora de calcular la cantidad de pasta por persona.

Datos de preparación

Tiempo: SÓLO 20 minutos
Dificultad: Baja
Coste/ ración aprox.: 1

Índices de salud

Rico en: hidr.de carbono, proteínas y vitaminas
Valor calórico: Medio
Tasa colesterol: Baja

Spaghetti con albondiguillas, ingredientes para 2/3 personas

200g. de spaghetti (o pasta larga al gusto)
200g. de albondigas mini (compradas hechas, listas para usar)
200g. de espinacas (limpias, listas para usar)
1 lata pequeña de tomate triturado (400g.peso neto)
1 puerro mediano
1 diente de ajo
Hierbas aromáticas al gusto: orégano, albahaca, etc.
Queso rallado (variedad al gusto)
Sal
Pimienta
3 cuch. soperas de aceite de oliva

Los campos marcados con un * son requeridos

Spaghetti con albondiguillas, preparación paso a paso

Para no olvidar nada, antes de empezar pon siempre todos los ingredientes a la vista

  1. Pon la cazuela con el aceite a calentar. Mientras, lava y corta en rodajas finas el puerro. Pela y pica el diente de ajo.
  2. Cuando esté el aceite caliente, échalo a la cazuela y salpimenta. Deja que se ablande todo junto, a fuego medio, durante unos 3 minutos. Agrega las albondiguillas y saltéalas durante unos 3-4 minutos más todo junto.
  3. Añade las espinacas y cuando éstas se hayan reducido un poco y haya cambiado su color, incorpora el tomate triturado y una medida de la misma lata de agua. Deja que arranque el hervor.
  4. Cuando hierva, introduce los spaghetti. Ve ayudándolos a bajar conforme se vayan ablandando, para que se cubran bien con el tomate. Espolvorea las hierbas aromáticas que hayas elegido y deja cocer – medio tapado – hasta que la pasta esté a tu gusto (7-8 minutos aprox.).
  5. Pruébalo de sal antes de que finalice la cocción y, si lo crees necesario, añade un poco. Sirve acompañado del queso rallado.

Sugerencias/Trucos: La cantidad de tomate y agua es la adecuada para los gramos de pasta indicada en la receta. No obstante, es recomendable controlar que no quede excesivamente seco y, que si le falta un poco de líquido para acabar de cocer, le añadas agua, pero muy a poquitos.
– Las albondiguillas yo las suelo comprar hechas en mi carnicería de confianza porque me ahorran mucho tiempo y trabajo. Si prefieres comprar la carne picada y hacerlas tú mism@, ten en cuenta que ese proceso te llevará algo más de tiempo.
– Si, para corregir la acidez del tomate, tienes costumbre de echarle un poco de azúcar, hazlo en el paso 3.
– La pasta cocinada “al dente”, es decir, no demasiado blanda, tiene menor índice glucémico que si está excesivamente cocida. Esto implica que, con la pasta “al dente” los hidratos de carbono se liberan de forma progresiva a la sangre, por lo que las personas que realizan actividad física, como por ejemplo los deportistas, pueden rendir durante más tiempo si la consumen cocinada de este modo.

SI TE HA GUSTADO, COMPÁRTELO

Últimas publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.